México y la misma piedra Por Oswaldo Ceballos

México y la misma piedra Por Oswaldo Ceballos

julio 4, 2018 0 Por Angel Xan

Oswaldo Ceballos / Siete ocasiones seguidas se ha quedado la Selección Mexicana en octavos de final, muchos lo ven como un rotundo fracaso pero de entrada hay que considerar que ningún otro equipo a excepción de Brasil ha podido alcanzar este registro.

Pero, ¿qué diablos le pasa a México cuando llega a esas instancias?

De esas siete eliminaciones, en solo dos el tricolor partía como “favorito”, ante Bulgaria en el 94 y en contra de los Estados Unidos en el 2002. De ahí, los rivales han sido potencias como Alemania, Argentina, Holanda y Brasil.

México se topa con la misma pared por dos factores: uno es la “suerte” y el otro el aspecto mental.

El primero de ellos, aunque muchos digan que no existe y que para trascender hay que jugar con quien sea, lo cierto es que todos prefieren tener un rival más asequible a enfrentarse en contra de una potencia en un duelo a muerte.

Toquemos el tema psicológico, si se tuviese un control mental verdadero y pleno en los seleccionados se haría a un lado el primer factor en mención. Por supuesto que podremos ir a los asuntos como el físico y el táctico que son sumamente importantes.

Pero lo principal es dominar el enfoque mental, partidos como los de este tipo son de mucha bravura y cuando se trata de una eliminación directa se requiere una concentración intensa.

Lo que creo es que si bien el rival siempre va a contar, por muy superior que sea ante ti, hay que buscar vender cara la derrota. Si te va a noquear entonces antes de caerte al piso debes tumbarle dos dientes y caer con dignidad.

Sin embargo, ser derrotado y no meter siquiera las manos es vergonzoso, esas actitudes son las que quitan la ilusión de ver y creer en una selección que no sabe responder a la adversidad.

 

Lo bueno, que se vienen tiempos de cambio.